De esta manera, en un trámite casi sin precedentes por la rapidez de la sanción y promulgación –el martes la Cámara de Diputados dio media sanción y el Senado la convirtió en ley el miércoles- Macri busca cerrar la polémica que involucró a la Corte y rozó al Gobierno a buena parte de la opinión pública.

El Congreso convirtió en ley la normativa que limita la aplicación del cómputo de pena de dos años por uno para los autores de delitos de lesa humanidad, tras la controversia generada por el fallo de la Corte Suprema de Justicia que generó una masiva marcha a Plaza de Mayo convocada por los organismos de derechos humanos.

Ocho días después del polémico fallo, el Presidente criticó el fallo de la Corte y manifestó su satisfacción por la “celeridad del Congreso en resolver el vacío legal” que había dejado el kirchnerismo en torno a esta cuestión.

“Felicito al Congreso por la celeridad en resolver el vacío legal que había dejado esta desafortunada ley”, afirmó el mandatario ayer por la mañana y advirtió: “Siempre estoy en contra” de estos beneficios “y más para delitos de lesa humanidad”.

 

Foto vía: prensamercosur.org

Compartir