Es que los fiscales tienen la certeza que la familia Kirchner armó un negocio con los hoteles en Calafate para lavar dinero que se enviaba previamente a su socio Lázaro Báez en forma de pago por obra pública vial ya que los Kirchner entre 2003 y 2015 le otorgaron 52 contratos por 46 millones de pesos.

Los fiscales le pedirán al juez Julián Ercolini que cite a indagatoria a la ex jefe de Estado, a Máximo y Florencia, sus hijos a Báez y a otras personas ya que consideran que los hoteles sirvieron para blanquear  dinero proveniente del delito originado en la obra pública que recibió Báez, quien se encuentra detenido en la cárcel de Ezeiza.

Pollicita y Mahiques solicitarán la indagatoria también de uno de los hijos de Lázaro Báez, Martín Báez, del socio de los Kirchner, Osvaldo José Sanfelice, de una de las hijas de la gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner, Romina de los Ángeles Mercado, del escribano Ricardo Leandro Albornoz, Oscar Alberto Leiva, Víctor Alejandro Manzanares, Patricio Pereyra Arandia, Adrián Esteban Berni, Alejandro Fermín Ruiz, Roberto Marcelo Saldivia, César Andrés, en orden al delito de lavado de activos, agravado por haber tomado parte de una asociación formada para la comisión continuada de hechos de esta naturaleza.

 

Foto vía: 4semanas.com

Compartir