El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó que el presidente Mauricio Macri abrió el debate para legalizar el aborto “por convicción”, luego de que la diputada y socia de Cambiemos Elisa Carrió afirmó que el jefe de Estado aceptó habilitar el debate porque “le dijeron que ganaba el no”.

“Son opiniones de ella (Elisa Carrió). La decisión del Presidente fue por la convicción de la necesidad de dar un diálogo democrático”, enfatizó Peña en declaraciones radiales.

En ese marco, explicó que lo que hizo el Gobierno nacional fue “canalizar un debate parlamentario que estaba pendiente en 35 años en democracia, bajo el liderazgo del Presidente”.

Por último, resaltó “el valor del diálogo democrático en paz para buscar puntos en común y avanzar como democracia”, y aseguró que “sectores como la Iglesia, que pueden tener una opinión contraria al aborto, también entendieron que eso es parte de nuestra identidad democrática”.

Compartir