El presidente Mauricio Macri ratificó este martes su postura en contra de la legalización del aborto durante una reunión con diputadas nacionales de Cambiemos que también rechazan la iniciativa que debe ser tratada en el Senado, luego de obtener la media sanción en la Cámara baja.

Tras recibir en la Quinta de Olivos a la legisladora del PRO Silvia Lospennato, una de las impulsoras del proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, el mandatario volvió a dar una muestra de la “libertad de acción” que impuso al oficialismo en esta cuestión en particular.

Esta vez, en la Casa Rosada, el jefe de Estado se reunió con las diputadas nacionales del PRO Carmen Polledo, de la UCR María Gabriela Burgos y de la Coalición Cívica-ARI Marcela Campagnoli.

Lospennato afirmó que el encuentro con el Presidente fue “una muy buena reunión”, y precisó: “(El jefe de Estado) se interiorizó por todo el proceso del debate en Diputados y me felicitó por el trabajo que llevamos, porque mantuvimos la línea que nos había pedido, de que fuera un debate serio”.

En declaraciones periodísticas, la diputada oficialista dijo haberle agradecido que “haya impulsado en el debate”, y se mostró esperanzada “en que el Senado le dé un rápido tratamiento de la ley” y en que “no haya ninguna maniobra dilatoria”.

Compartir