El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva continúa como favorito para las elecciones presidenciales de octubre próximo, tras ser detenido el pasado 7 de abril en la prisión de Curitiba para cumplir una condena a 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero, según una encuesta.

En el sondeo, realizado por el instituto Datafolha entre el 11 y 13 de abril, fueron presentados diversos escenarios y en 3 se planteó la hipotética candidatura de Lula, que el Partido de los Trabajadores (PT) mantiene a pesar de su situación jurídica.

En los tres casos, y frente a diversos candidatos, Lula se impondría con el 31 % de los votos en la primera vuelta y volvería a ser elegido presidente en la segunda, con entre 46 y 48 %.

En todos los casos en que se contempla la candidatura de Lula quedaría en segundo lugar el candidato de la ultraderecha Jair Bolsonaro, quien oscila entre un 15 y un 16 % en la primera vuelta, y llegaría a un máximo de 31 % en la segunda.

Además, el sondeo constató  un crecimiento de las intenciones de voto por candidatos que han sido confirmados en las últimas semanas, como la ecologista Marina Silva, el laborista Ciro Gomes o el socialdemócrata Geraldo Alckmin.

La encuesta  también preguntó si la prisión de Lula fue “justa” o “injusta”, a lo que un 54 % se inclinó por la primera respuesta, un 40 % la consideró “injusta” y un 6 % declinó responder.

Al cumplir una semana en prisión, cientos de personas le manifestaron su apoyo desde el campamento “Lula Libre” y también desde Río de Janeiro, donde decenas de personas sostuvieron una pancarta en la que se leía “Free Lula” frente al Cristo Redentor.

Compartir