Hk1nBApI7_930x525__1En la tarde de hoy una delegación policial se dirigió al domicilio de Cristina Kirchner en El Calafate para proceder a su allanamiento. El proceso fue ordenado por el juez federal Claudio Bonadio y autorizado, luego de dos intentos frustrados y un intenso debate, por la Cámara de Senadores en el marco de la causa originada con los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

El ingreso de los oficiales al inmueble estuvo rodeado de tensión. Un grupo de vecinos de la zona se acercó a gritar e insultar a los policías que eran parte del operativo y a los periodistas que realizan la cobertura para los diferentes medios de comunicación.

Con esta ultima inspección culminan los allanamientos en el que también se incluyo el departamento de Cristina Kirchner en Recoleta, Ciudad de Buenos Aires, y la casa de la familia en Río Gallegos, Santa Cruz.

Otros participantes de la requisa fueron los integrantes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y perros especialmente entrenados para realizar búsquedas.