La Argentina ascendió a la categoría de “mercado emergente”, desde la situación de “mercado de frontera”, en el índice elaborado por MSCI (Morgan Stanley Capital Internacional), que en su informe de prensa destacó la confianza de los inversores internacionales sobre el rumbo del mercado local.

No obstante, el documento señaló que la entidad está dispuesta a revisar la recalificación si las “autoridades argentinas introdujeran cualquier tipo de restricciones de acceso al mercado”.

La Argentina volvió a la categoría de “mercado emergente”, lo cual impulsará el ingreso de capitales externos al sector financiero, luego de que el Gobierno nacional hizo varios esfuerzos para volver a la categoría, una etiqueta que se perdió en 2009 por las decisiones económicas del gobierno de Cristina Fernández.

Hay distintas categorías de mercados: desarrollado, emergente, fronterizo y de acuerdo al nivel de esa posición los fondos internacionales pueden estar habilitados o no a invertir en una plaza.

La información surge de una consulta entre analistas de MSCI de varios países del mundo realizada durante dos semanas de mayo, un período en que la crisis cambiaria se encontraba en su peor momento.

Por su parte, el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, destacó que el regreso de la Argentina a la categoría “emergente” dará “acceso a capital más barato”, al tiempo que estimó que la inflación para los próximos doce meses estará en un promedio del 20 o 21 por ciento.

Compartir