Después de la presentación de la reforma a la ley  la ministro de Seguridad, Patricia Bullrich dijo que  los delitos que no van a poder gozar del beneficio son homicidio, delitos contra la integridad sexual, robos con arma, en poblado y seguidos de muerte; secuestro extorsivo, trata de persona, asociación ilícita, lavado de activos y narcotráfico.

Bullrich aseguró que  “esta es una ley importante que nos va a permitir reconstruir la confianza. Hoy hay una sensación de impunidad” e intentó aclarar que el gobierno no actuaba bajo la presión social provocada por el crimen de Micaela: “No es una reacción a lo que sucedió, estaba planeado en la agenda desde febrero. En el medio sucedió una desgracia, que impactó a toda la Argentina, el brutal asesinato de Micaela García, pero esto se iba a discutir”, sentenció.

La funcionaria consideró que en el país “hay una necesidad de transformar la política criminal” y “todos tenemos que hacernos cargo”.Y añadió demagógicamente: “La política criminal va a ser siempre mejor en la medida que haya menor pobreza”. Además puntualizó que cárceles como la ubicada en Villa Devoto “ya no tienen sentido, son obsoletas”, dejando entrever que prontamente se comenzará la construcción de una cárcel alejada de la zona urbana, para trasladar una de las unidades penitenciarias mas grandes del país. Esto implicaría que la facilidad que hoy tienen los familiares para visitar a las personas privadas de su libertad se verá perjudicada. Como también el perjuicio que ocasionaría para los talleres que allí se dictan y para el Centro Universitario de Devoto (CUD), sede de la Universidad de Buenos Aires, que también podrían dejar de funcionar.

Compartir