boudou-causa-07082018-357721El pedido por parte de la defensa de Amado Boudou fue rechazando por el Tribunal Oral Federal lo condenó y detuvo. El ex funcionario seguirá preso en la cárcel de Ezeiza.

Los jueces ratificaron que la condena de cinco años y diez meses de prisión incrementa los riesgos procesales objetivos de elusión o fuga. Marcelo Colombo, quien fuera el fiscal del juicio, dictaminó a favor de la libertad de Boudou pero con el uso de una tobillera electrónica.

El mismo Tribunal rechazó  la semana pasada las excarcelaciones de José María Núñez Carmona, socio y amigo de Boudou, y del empresario Nicolás Ciccone. Ambos son los otros detenidos con penas de prisión de cumplimiento efectivo. Ciccone, con un estado de salud delicado, está en prisión domiciliaria.

Este proceso le va a permitir a las defensas solicitar sus libertades a la Camara Federal de Casación Penal.

Los jueces señalaron que los motivos por los cuáles ordenaron la detención de Boudou se mantienen intactos. En disidencia a esto, la magistrada Gabriela López Iñiguez consideró que no hay riesgos procesales para que el ex vicepresidente esté en libertad.

El fiscal dictaminó aceptar el pedido de excarcelación y que se le ponga a Boudou un GPS que controle un radio de 100 kilómetros de su casa, que se le retenga el pasaporte y se le prohíba salir del país, entre otras medidas.