El presidente Michel Temer, el ministro de Defensa Raúl Jungmann y el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, acordaron movilizar a las tropas federales en el marco del Plan Nacional de Seguridad.
“El gobierno garantizó que las directrices (para el inicio de operaciones) llegarán este martes” a Río de Janeiro, publicó el diario O Globo.
Según el matutino carioca las “operaciones de Garantía de la Ley y el Orden” estarán a cargo de las Fuerzas Armadas que ejercerán el “poder de policía” siguiendo “órdenes expresas de la Presidencia de la República”.
Sin embargo hay dudas sobre el inicio de la ocupación militar porque el gobierno no ha brindado detalles de cómo se realizará y se ha mostrado reticente a la cesión de dinero debido a la crisis económica, señalaron algunos medios. Por su parte el Comando Militar del Este, con cabecera en Río de Janeiro, informó que está aguardando las instrucciones para comenzar el despliegue de sus tropas en cualquier momento.
La guerra urbana alcanzó grados de violencia con pocos antecedentes en la “Ciudad Maravillosa”, que es el principal destino de los cientos de miles de turistas extranjeros que viajan cada año a Brasil.
En lo que va del año ya fueron asesinados 91 policías, varios de ellos víctimas de ataques en las Unidades de Pacificación establecidas en las favelas para combatir al narcotráfico.
Entre enero y marzo de este año 1.867 personas fueron asesinadas en el marco de la guerra que asola al estado de Río de Janeiro, período en el cual 2.188 personas murieron de forma violenta en Siria.

Compartir