El presidente del Banco Central, Luis Caputo, reconoció “errores propios, temas políticos”, que provocaron “sustos y contagiaron al resto de los mercados”, y afirmó que “lo primero que hay que hacer es dar estabilidad cambiaria y ‘cerrar las canillas’.

“En el corto plazo estas cosas tienen costo, pero yo creo que de mediano y largo plazo no hay mal que por bien no venga, es lo mejor que nos pudo haber pasado, esto nos obligó a ir a pedir el crédito al Fondo Monetario y esto da mucho mayor certidumbre particularmente con el financiamiento, porque dependemos del financiamiento externo y en este contexto era una incertidumbre”, explicó Caputo en declaraciones radiales.

En ese marco, afirmó que su tarea será “tratar de desarmar lo antes posible esta gran pelota de Lebac”, y precisó: “Estamos en proceso de desarmado de esto con licitación de estas Lebacs, se ve que hay menos renovación y vamos a empezar ya con el mecanismo que hemos armado que consiste en desarmar por el lado del activo del Banco Central las letras intransferibles y por el pasivo con las Lebac”.

El titular del Banco Central remarcó que el objetivo es lograr una “estabilidad cambiaria” para solucionar los problemas, y consideró que sus primeras 48 horas de gestión “fueron muy buenas” y que las medidas que lanzó “fueron muy bien recibidas” por todos: el mercado y los analistas.

Por último, sentenció: “Vamos a una política fiscal y monetaria más consistente, en el mediano y largo plazo esto va a ser lo más positivo que nos podría haber pasado”.

Compartir