0000341926La diputada Elisa Carrió consideró que las expresiones de Germán Garavano al referirse sobre la situación judicial de Cristina Kirchner y declarar que “no es bueno que se pida la detención de una ex presidente” son “una vergüenza” y exigió el juicio político al ministro de Justicia de la Nación.

24 horas despues Carrió redobló la apuesta y publicó una carta dirigida al presidente Mauricio Macri que se titula: “No volvamos al pasado, señor Presidente”.

Las frases mas destacas de dichas cartas y en un alto tono de reclamos son las siguientes:

“Una de las condiciones del acuerdo que construyó Cambiemos fue el fin de la corrupción y la impunidad para siempre”.

“La República está sumamente herida por un sector del gobierno que por conveniencia política no desean verdad, justicia y condena”, disparó la referente de la Coalición Cívica, en el mismo texto.

La carta la publicó a través de su cuenta de Facebook, el mensaje completo dice lo siguiente:

No volvamos al pasado Sr. Presidente.
ELISA LILITA CARRIÓ·JUEVES, 4 DE OCTUBRE DE 2018
La Coalición Cívica Ari, a través de sus órganos institucionales y partidarios, ratifica el pedido de juicio político al Ministro de Justicia Garavano.
Una de las condiciones del acuerdo que construyó Cambiemos fue el fin de la corrupción y la impunidad para siempre.
La República está sumamente herida por un sector del gobierno que por conveniencia política no desean verdad, justicia y condena. Esto no es negociable. Ni la República. Ni la impunidad. El Presidente lo sabe desde enero del 2015. No volvamos al pasado Sr. Presidente.
La falta de apoyo del vocero del radicalismo, como así también las distintas expresiones a mi supuesta ira, “calentura” o improsperabilidad del juicio político, o como cuestiones de carácter estético sobre mi persona, provenientes de muchas mujeres y hombres de la política nacional, determinarán una demanda por discriminación y machismo aberrante. Es la primera vez que lo haré. No me guía el enojo ni la “calentura” sino la necesidad de que Cambiemos, cambie o no cambiará la historia.
Esto no es una amenaza, es una decisión colectiva e irrevocable.