hebe-930×521Los jueces Mariano Borinsky, Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos pertenecientes a La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, resolvieron declarar inadmisibles las solicitudes de Julio de Vido y de Hebe de Bonafini.

El ex ministro de planificación había solicitado anular el procesamiento de la Cámara Federal, por su parte Bonafini había recusado a uno de los jueces de cámara intervinientes, Martín Irurzun.

Ambos fueron procesados como coautor y partícipe necesario del delito de defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública.

La causa en cuestión investiga la maniobra a través de la cual  valiéndose de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, utilizaron a la fundación del mismo nombre en connivencia con funcionarios públicos para gestionar y obtener ilegítimamente fondos de la Secretaría de Obras Públicas para la construcción de viviendas sociales, parte de los cuales fueron desviados de su destino específico.

A raíz de la maniobra investigada, se habrían desviado más de $206.000.000  (doscientos seis millones de pesos) de su fin específico (viviendas sociales). Ese dinero había sido transferido por la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, dependiente del entonces Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación a las jurisdicciones locales y que luego se canalizó a las distintas cuentas bancarias de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.