devido_34_1La Cámara Federal de Casación tomó la decisión de dejar firmes las prisiones preventivas de los empresarios y ex funcionarios kirchneristas en la causa conocida como los cuadernos de las coimas, por efecto seguirán detenidos a la espera de una decisión sobre sus procesamientos.

Ademas el tribunal rechazó el pedido de excarcelación de Carolina Pochetti, quien es la viuda del ex secretario privado del fallecido Nestor Kirchner, Daniel Muñoz, que esta siendo investigada por lavado de dinero, según la acusación de cobro de sobornos relatados en los cuadernos del ex chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno.

La decisión recayó sobre José María Olazagasti, Rafael Llorens, Hernán Gómez y Walter Fagyas, todos ex funcionarios, y sobre los empresarios Gerardo Ferreyra, Raúl Vertúa, Juan Lascurain y Néstor Otero, según resoluciones firmadas por la sala I de Casación.

Los camaristas Diego Barroetaveña y Daniel Petrone sostuvieron: “La Cámara evaluó correctamente en relación a José María Olazagasti, los riesgos procesales de entorpecimiento en la investigación”.

Casi con los mismos argumentos rechazaron analizar los pedidos de excarcelación de los ex funcionarios y empresarios y declararon “inadmisibles” sus recursos.

Anteriormente los planteos habían sido negados por la sala I de la Cámara Federal porteña, el tribunal intermedio de apelaciones, ya que entendía que existía riesgo de entorpecimiento de la investigación que lleva el juez federal Claudio Bonadio.

Casación sostuvo: “La Cámara valoró no solo la gravedad del hecho objeto de investigación presunta comisión del delito de asociación ilícita, art. 210 del C.P.-, sino también su extraordinaria magnitud, que se encuentra en una etapa incipiente y trascendental en cuanto a medidas urgentes que se están llevando a cabo tendientes a la recolección de prueba”.

En la investigación están procesados con prisión preventiva la ex presidenta y actual senadora Kirchner, en libertad por sus fueros parlamentarios, De Vido y el ex jefe del chofer Centeno, Roberto Baratta, entre otros.

Bonadio excarceló a quienes firmaron un acuerdo para convertirse en imputados colaboradores y según el criterio de los fiscales del caso, Carlos Stornelli y Carlos Rívolo, aportaron información sustancial a la pesquisa, como fueron los casos del ex chofer Centeno, los empresarios Angelo Calcaterra y Carlos Wagner, y ex funcionarios como José López (preso por otra causa) y Claudio Uberti.