“Tiene todo su derecho. No me preocupa. Me preocupo por seguir buscando soluciones para que más argentinos sientan el cambio que se está dando en el país”, afirmó Macri, luego de que sectores kirchneristas dieran ayer confirmada la candidatura de la ex presidenta para la próxima contienda. En una conferencia de prensa brindada en Corrientes, el jefe de Estado consideró que Cristina Fernández “expresa, convencida, un montón de cosas que han hecho un montón de daño a la Argentina; haber empeñado, hipotecado el país a partir de no invertir en tener energía e infraestructura, en cuidar el valor de la moneda y dejar que la inflación afecte a los trabajadores”.
Sentado junto al intendente electo de la capital de Corrientes, Eduardo Tassano, Macri aventuró que la alianza Cambiemos podrá obtener en octubre a nivel nacional la misma victoria que logró en esa ciudad, y volvió a cargar contra ciertos sectores que le “ponen piedras” al Gobierno y evidencian “prácticas clientelares y comportamientos mafiosos”.
“Pienso que así como pasó en la ciudad de Corrientes, pasará en el país y esta idea de un futuro distinto, de un cambio profundo de valores, de un cambio de cultural en serio va a ganar en octubre”, aseveró.
El titular del Ejecutivo confió en que, tras esa instancia, los funcionarios podrán sentarse “alrededor de una mesa” con representantes de la política, del mundo económico y sindical para acordar “políticas de largo plazo”.
Al aventurar un apoyo mayoritario del electorado, Macri estimó que “eso va reafirmar que nos podamos sentar alrededor de una mesa y discutir políticas a largo plazo que piensen, no en mañana a la mañana, sino en términos de a dónde queremos llegar en 5, en 10 años y eso significa una estructura institucional mejor, una estructura social, física, económica distinta”.
“Esos son ejes de desarrollo que esperemos acordar con gobernadores, con el Congreso, con los trabajadores, con el mundo empresario. Ojalá nos podamos sentar en esa mesa y acordar políticas de largo plazo”, insistió.
El primer mandatario puntualizó que cuando critica a quienes “ponen piedras” a su administración, se refiere a “un sector de la Justicia, a un sector del empresario, a un sector del sindicalismo” que, enfatizó, “por suerte son minoría”.
“Por eso necesitamos estar unidos para decir ‘señores, la Argentina cambió’; lo que queremos es que los argentinos progresen a partir de su propio esfuerzo, no a partir de un comportamiento mafioso o políticas clientelistas que lo único que han hecho es someter a cada vez más gente a la pobreza”.
Macri reiteró que esas “piedras”, él y sus funcionarios “las vamos a transformar en más kilómetros de ruta, puentes, escuelas, hospitales”.
“Acá hay una mayoría de argentinos que queremos un cambio, queremos vivir a partir de decirnos la verdad, que eso nos lleve a construir confianza entre nosotros, y además queremos que esa confianza también se traslade al mundo entero para tener una buena relación con el mundo”, concluyó.

 

Foto vía: pregon.com.ar

Compartir