Los titulares de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, aseguraron que el paro es “contundente”, y advirtieron que si desde el Gobierno nacional “no convocan al diálogo va a seguir habiendo conflictividad”.

“Si no convocan al diálogo, con las tres centrales, va a seguir habiendo conflictividad. Este paro nacional es una respuesta contundente de los trabajadores a las políticas de ajuste del gobierno de Macri”, apuntó el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli.

En conferencia de prensa junto su par de la CTA Argentina, Hugo Yasky, afirmó que “los trabajadores no pararon por los dirigentes (sindicales), sino porque tienen conciencia de que hay que parar este modelo económico que nos lleva a la destrucción de la Argentina”.

En ese marco, manifestó: “El Gobierno quería una señal con respecto al acuerdo con el FMI. Esto es una muestra de que la sociedad no está dispuesta a aceptar cualquier condición y que va a defender sus reivindicaciones”.

En declaraciones televisivas, Micheli advirtió que “si el Gobierno no convoca al diálogo social y no escucha el reclamo de la gente se va a comer varios paros”, y apuntó: “Si siguen desoyendo lo van a pagar caro en las urnas del año que viene”.

Por su parte,  el referente de la otra CTA y diputado nacional, Hugo Yasky, afirmó que “la imagen (del paro) es un país totalmente parado”, y apuntó: “Siempre que hubo diálogo con el Gobierno fue un diálogo quirúrgico”.

“Jamás fuimos convocados a ningún diálogo. Que (el ministro de Trabajo, Jorge) Triaca diga que el paro no sirve para nada, lo habrá aprendido de su padre que decía lo mismo cuando era funcionario”, disparó.

Compartir