La causa, que quedó radicada ante el juzgado federal a cargo de Daniel Rafecas bajo el número 5900/2017, apunta a la figura penal del “prevaricato”.

Parrilli sostuvo que los jueces que avalaron la aplicación del beneficio en el cómputo de la pena para el caso de un condenado por violaciones a los derechos humanos excede los alcances previstos por la legislación.

La objeción apunta al concepto que permite aplicar el beneficio para un condeado por un hecho ocurrido antes de la vigencia de la ley, quien -además- ingresó en prisión preventiva con posterioridad a su derogación.

La denuncia apunta contra los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkantz y Elena Highton de Nolasco, los tres jueces que avalaron la aplicación del “2 x 1” para Luis Muiña, condenado a 13 años de prisión por la represión de Estado durante el régimen en el hospital Posadas.

 

Foto vía: mendozapost.com

Compartir