exportaciones-importaciones-descienden-estados-unidos-e1460451428233Se conocieron los números informados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) del Intercambio Comercial Argentino (ICA) correspondientes al mes de septiembre, y los mismos reflejan un saldo favorable de USD 314 millones y una prevista caída en el nivel de importaciones superior al 20% interanual.

Con estos porcentajes Argentina finalizó una racha de 20 meses con saldos en rojo, ya que en el mes de diciembre del años 2016 fue el último con más exportaciones que importaciones.

En el mes pasado las exportaciones llegaron a USD 5.013 millones y las importaciones, USD 4.699 millones, con un superávit en la balanza comercial de 314 millones de dólares.

Debido al salto cambiario y la recesión, el ente estadístico especificó que los precios de las mercaderías ingresadas subieron 9,9% en comparación al mismo periodo con el año 2017, mientras que las cantidades se contrajeron 28,3% respecto de septiembre del año anterior.

El atraso cambiario que se dio en 2016 y 2017 fue un importante impulsor de las importaciones, mientras que las exportaciones argentinas no reaccionaron en la misma proporción.

La caída en la actividad económica de Brasil, más el bajón de los precios internacionales de las materias primas y sus derivados industriales, que representan cerca del 40% de las ventas externas nacionales, pusieron un freno al potencial exportador.

En el año 2016 la caída de 1,8% en la actividad económica fue un problema para las importaciones. Ese año recesivo hubo un superávit comercial de USD 2.128 millones, luego de un 2015 que había cerrado con déficit de USD 2.969 millones.

En el año 2017 el PBI creció 2,9% eso produjo un valor del dólar muy retrasado respecto de la inflación, las importaciones recuperaron con fuerza y el año finalizó con un saldo comercial negativo récord, de USD 8.471 millones.

Durante el año actual el panorama no fue muy diferente, aunque el rojo comercial fue cediendo a medida que el peso argentino se devaluaba y condicionaba la demanda de productos importados.

Finalmente el mes de septiembre mostró un superávit comercial por primera vez en 21 meses. Un indicador en ese sentido fue que Argentina registró un saldo favorable de USD 6 millones en su intercambio con Brasil. Desde noviembre de 2014 que el intercambio comercial con el socio del Mercosur no arrojaba saldo favorable.

A pesar de todo, el superávit comercial más elevado en 25 meses, el 2018 mantiene un déficit acumulado de USD 6.453 millones, con exportaciones por USD 45.634 millones (+3,5% interanual) e importaciones por USD 52.087 millones (+5,9% interanual). Por lo tanto es probable que el año termine con saldo negativo a pesar de la recuperación reciente.

El Ministerio de Hacienda analizó el desempeño comercial y señaló que “en los primeros nueve meses del año las exportaciones totales crecieron 3,5% interanual y, si se excluyen las exportaciones de oleaginosas y cereales del período, un 8,1% interanual”, en una campaña perjudicada por la sequía.

Además, la cartera ponderó que entre enero y septiembre las exportaciones de combustibles y energía “llegaron a los USD 2.969 millones, prácticamente el doble del valor del mismo período del año anterior y 78% más alto que el mismo período de 2015″.