El Banco Central realiza hoy una nueva licitación de Lebac en la que vencen más de 670 mil millones de pesos, en medio del aumento de la divisa estadounidense, y se pone a prueba la confianza del mercado ante la aceleración del dólar y el incremento en las tasas de interés.

Se tratará de la primera subasta desde la corrida cambiaria que llevó al dólar por encima de los 24 pesos en algunas entidades financieras de la city porteña, y la expectativa se vincula con el grado de renovación en medio de un escenario en el cual el peso se devaluó un 25% frente a la moneda norteamericana en lo que va del año.

El Central quiere que los tenedores de Lebacs consideren que renovar al 40%, o tal vez algo más, es mejor negocio que pasarse al dólar porque la divisa estadounidense no tendría más camino alcista por recorrer.

En términos de dólares, este vencimiento equivale a unos 28 mil millones de dólares, de los cuales alrededor del 36 por ciento está en manos de bancos y de inversores institucionales, entre otros la Anses, por lo que se espera que este porcentaje, como mínimo, sea renovado.

La parte restante tiene como tenedores a los inversores minoristas, una proporción menor pero no determinada según las consultas al mercado y, por sobre todo, a inversores extranjeros que fueron los que iniciaron la corrida contra el peso a través de la venta masiva de Lebac, un proceso que continúa actualmente.

De allí, la importancia de lo que ocurra en la licitación, ya que la parte que no se renueve irá, indefectiblemente y en una buena parte a la compra de dólares, una demanda que impulsaría el precio de la divisa al alza.

El monto de vencimientos de la licitación es más del 50 por ciento del stock total de Lebac que asciende actualmente a poco más de 1,2 billones de pesos.

Compartir