Duhalde afirmó que al Presidente “lo veo con una gran polenta” y evaluó que “tiene las mejores intenciones y eso no lo dudo”.
“Pero -prosiguió- él pertenece, eso lo sabemos y no es una crítica, al 0,1 por ciento de la población vip de la Argentina y quienes lo rodean surgen del mismo espacio. Eso no lo hace ni más bueno ni más malo pero tengo la impresión que muchas veces no conocen la realidad”, enfatizó el ex mandatario.
En ese sentido, consideró que “no podemos permitir los monopolios, oligopolios en los productos de primera necesidad. Pero no entienden”, subrayó.

Al referirse a la figura de Vidal, Duhalde no ahorró elogios: “Es el cuadro político más importante de la última década. Es divina, guapa. Sé que tiene problemas enormes como tiene cualquier otro gobernador. Es una provincia que no tiene posibilidades de manejarse bien por la falta de medios. Somos el 40 por ciento del país y recibimos el 20 por ciento de coparticipación. Estamos muy atrasados. Y en la provincia se mete cualquiera, cualquiera quiere ser diputado”.

“Yo la conocía de antes. Había tenido reuniones con ella sobre todo en temas de la prevención de las adicciones. Tiene una enorme capacidad de comunicarse. Ella es convincente. Hay que cuidar a la gobernadora”, remarcó a esta agencia.
Consultado sobre la actualidad del peronismo, Duhalde dijo creer “que el justicialismo tiene que reestructurarse, lo mismo que el radicalismo, el socialismo, porque son los únicos vehículos de la democracia”.
Sin embargo, opinó que “lo que hoy se habla es muy antiguo todo. Esto es una simple elección, acá no hay ninguna intención de reestructurar nada”.

En ese marco, reiteró: “Si hay elecciones como pretendo y sigo insistiendo, espero presentarme para la presidencia del Justicialismo, como una misión. Yo no tengo nada mas que hacer en temas de gestión. He ganado mucha experiencia y la quiero aportar”.
Duhalde consideró que “la Justicia electoral está en mora, no puede ser que en un partido no haya elecciones internas, es una vergüenza que las cosas se decidan en círculos cerrados”.

Empero, aclaró que “no hay que mezclar esto con las elecciones legislativas. Mi pedido es que las elecciones en el partido sean el año que viene”.
No obstante rechazó la posibilidad de una disgregación del Peronismo, al argumentar que “hay semillas esparcidas en todos los municipios de todas las provincias, pero la mayoría son justicialistas”, tras lo cual consideró que “si nos sumamos los justicialistas, en estos comicios vamos a andar en el 57-58 por ciento porque es una idea muy fuerte”.

 

Foto vía: diaadia.viapais.com.ar

Compartir