26092018175903.jpg-652×419Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, se encuentra en la paradisíaca isla de Bali, ubicada en Indonesia, país golpeado por la tragedia ya que hace una semana, se combinaron un terremoto y un tsunami devastadores que dejaron  1.800 muertos, más de 2.000 heridos y 5.000 desaparecidos, según las últimas cifras oficiales.

Dujovne viajó junto a Ariel Sigal, su jefe de gabinete; Laura Jaitman, sherpa de Finanzas en el G20; y Verónica Rappoport, la nueva vicepresidente del Banco Central, Guido Sandleris, actual presidente de la autoridad monetaria, prefirió quedarse en Argentina monitoreando el nuevo esquema monetario, el funcionamiento de las bandas de intervención y la evolución del dólar.

Dujovne estará presente en las reuniones del FMI y el Banco Mundial y también del G20. Como nuestro país es anfitrión de la reunión de líderes globales de este año, el ministro está a cargo del track de Finanzas, uno de los más importantes del encuentro.

El ministro se reunirá una vez mas con Christine Lagarde, la directora gerente del FMI y anfitriona del encuentro. El tema de conversación será el nuevo acuerdo y quizás de los detalles más finos del memorándum, como fechas puntuales de los desembolsos.

Las versiones previas señalaban que el acuerdo se firmará cuando el board se reúna en Washington, aunque por estas horas surgió una versión de que los directores del Fondo podrían reunirse y rubricarlo allí.

Dujovne ademas mantendrá reuniones con el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin; con Bruno Le Maire, ministro de Economía de Francia, y con Magdalena Andersson, ministra sueca.

De la Cuarta reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20, que se hace en paralelo a la cumbre del Fondo, participarán más de 50 jefes de delegación.

Desde presidencia informaron que el programa comenzará el jueves 11 y los temas centrales serán “los riesgos del panorama económico global, incluidas las vulnerabilidades financieras y las tensiones comerciales” y “mecanismos para promover la resiliencia de la arquitectura financiera internacional”.