cc230118e002f12_crop1516674882750.jpg_258117318El actual ministro de hacienda, Nicolás Dujovne, espera que el Fondo Monetario Internacional libere en el próximo mes de septiembre los U$S 3.000 millones que corresponden al segundo desembolso previsto en el acuerdo stand by que se firmo en el mes junio con el organismo. Esto se dará después que el Board del FMI, analice el cumplimiento del país en las metas de junio. En el gobierno nacional creen que Argentina cumpliría con esos objetivos y se descarta que el dinero ingresará.

La información la brindó agencias internacionales, y el ministro rectificó que en el marco del acuerdo cerrado con el FMI por U$S 50.000 millones, solicitó al organismo de crédito internacional que anticipe un monto de U$S 3.000 millones para el próximo mes.

También pronosticó que la economía del país tendrá una caída de el 1% para este año, a causa del impacto de la sequía en el sector agrario. Pero agregó que para el año 2019, la economía tendrá un crecimiento de 1,5%.

Confirmó además, un planteo del equipo económico hecho al staff del FMI. Que consiste en remover del acuerdo un cronograma de recompra de deuda del Tesoro al Banco Central (Letras Intransferibles). El stand by original preveía que hasta fin de año Dujovne le ‘daría’ a Luis Caputo $312.000 millones para mejorar la hoja de balance del BCRA. Con esos pesos, la autoridad monetaria recompraría Lebac. Ese plan se vio interrumpido con el empeoramiento de las condiciones globales de liquidez para los mercados emergentes y, particularmente, de la Argentina desde que se firmó el acuerdo hace dos meses.

El trato acordado con el FMI compromete un desembolso de US$ 50.000 millones en el plazo de tres años. Es la ayuda máxima que el organismo ha girado a un sólo país. Argentina, por su parte, se compromete a bajar el déficit fiscal primario a 2,7% del PBI este año y 1,3% el próximo. Ademas firmó un acuerdo para que la inflación, a fin de año, sea como máximo 32%.