La ejecución de las obras para evitar las inundaciones en la cuenca del río Salado fue decidida durante una reunión que mantuvieron el ministro del Interior Rogelio Frigerio y los gobernadores de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, de La Pampa Carlos Verna, de Córdoba Juan Schiaretti y el vicegobernador de Santa Fe Carlos Fascendini.

“Estamos avanzando para reducir el atraso significativo de infraestructura en la provincia de Buenos Aires y en el marco del comité hemos priorizando acciones con las provincias en base al diálogo y la generación de consensos que nos permiten avanzar en obras claves”, señaló el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua, luego del encuentro en Casa de Gobierno que lo tuvo como participante.

Indicó que estás obras “son fundamentales para una de las zonas más productivas de la Argentina y servirán para mejorar nuestras exportaciones y generar trabajo de calidad en toda la región”, subrayó Bereciartua.

Durante la reunión, “se analizó el estado de situación de la cuenca del Salado en el marco de la emergencia hídrica que afecta a las provincias de la cuenca y se resolvió avanzar en obras de mitigación por un monto de 1.000 millones de pesos”, informó un comunicado del Ministerio.

Las obras prioritarias, ubicadas en la provincia de Buenos Aires, y que serán licitadas en las próximas semanas serán: el Canal Troncal Mones Cazón – Etapa 1A – Ampliación De Arroyo Saladillo (Tramo Laguna La Colorada- Rio Salado); Canal Troncal Mones Cazón Etapa 1B (Tramo Laguna La Colorada-Empalme Canal de Desvío República de Italia).

También la Regulación Laguna Municipal de Bragado Etapa 1; Ampliación Canal San Emilio Sur Etapa 1 y Canal de Desvío Canal República Italia a Mones Cazón Etapa 1.

 

Foto vía: Telam

Compartir