El Sumo Pontífice comparó el aborto practicado en caso de malformación del feto con una eugenesia “de guante blanco” como la que practicaron los “nazis”, denunciando que “para tener una vida tranquila se elimine a inocentes”.

“He oído decir que está de moda, o al menos es habitual, realizar exámenes durante los primeros meses del embarazo para ver si el niño está bien o si nacerá con algo (con algún problema), y que la primera opción es deshacerse” de él en tal caso, enfatizó el Papa al recibir en el Vaticano a representantes de asociaciones familiares.

En ese marco, disparó: “En el siglo pasado, todo el mundo se escandalizó por lo que hacían los nazis para preservar la pureza de la raza. Hoy, hacemos lo mismo con guante blanco”.

Además, se preguntó: “¿Por qué ya no vemos enanos en las calles? Porque el protocolo de numerosos médicos dice: nacerá con una anomalía, deshagámonos de él”.

Por último, manifestó: “Hoy duele decirlo. Se habla de familias diversificadas, de distintos tipos de familia. Sí, es verdad que la palabra familia es análoga: hay familias de estrellas, de árboles, de los animales. Pero la familia, imagen de Dios, hombre y mujer, es una sola”.

Compartir