El agresor gritó “¡esto es por Siria!”, informó el ministro francés del Interior, Gerard Collomb, quien informó que el atacante “se presentaba como estudiante argelino” y llevaba encima una tarjeta de identificación cuya veracidad está siendo comprobada, informó la agencia EFE.

El atacante se halla en posesión, además del martillo, de “cuchillos de cocina”. Según las primeras investigaciones el hombre actuó solo en el momento del ataque, aunque se indaga si podría tener cómplices.

Tras atacar a un efectivo policial y herirlo levemente, otros agentes respondieron con sus armas reglamentarias, dio cuenta el diario Libération e informó que “se realizaron numerosos disparos” contra el atacante que no aún fue identificado y se desconoce su motivación para realizar la agresión.

Testigos citados por el diario Le Monde afirmaron que el hecho ocurrió a las 16.15 hora local (11.15 hora de Argentina), que numerosos patrulleros y ambulancias se acercaron rápidamente al lugar, que fue cercado, mientras que centenares de personas fueron encerradas dentro de la Catedral de Notre Dame por precaución y para que la policía pueda verificar si entre esas personas se encuentra algún cómplice del atacante.

Imágenes de la cadena CNN mostraron al atacante en el suelo, rodeado de policías de civil, médicos y paramédicos.
Minutos después del incidente, la Fiscalía antiterrorista de París anunció que abrió una investigación para determinar lo ocurrido.
La Policía francesa pidió a la población que no se acerque a la zona, una de las más concurridas por los turistas, en especial en un día caluroso y soleado por la primavera boreal.

 

Foto vía: bbc.com

Compartir