Banco_Central_de_la_República_Argentina_(Reconquista)El 2018 dejó un balance del Banco Central equilibrado por efecto de la “licuación” y la extinción de las LebacCon con activos básicamente en moneda extranjera y pasivos en pesos.

En el último Estado Resumido de Activos y Pasivos del Central, actualizado al 30 de noviembre pasado, el stock de Leliq alcanza los $711.436,7 millones. Si a eso se le suman el remanente de Lebac, por unos $116.318 millones y otras emisiones, los títulos de deuda del BCRA ascienden a 832.686,5 millones de pesos.

Este monto representa un 67,2% de todo el dinero con el que funciona la economía, la Base Monetaria (moneda en circulación, cheques cancelatorios y depósitos en cuentas corrientes), por 1.238.890,7 millones de pesos. La entidad monetaria se comprometió a mantener este nivel de Base Monetaria hasta junio de 2019.

Como consecuencia de la abrupta devaluación del peso argentino en 2018, superior al 50%, y a la venta de reservas para el desarme del carry trade a partir del 25 de abril, que concluyó en la práctica con la extinción de las Lebac, el nivel de pasivos remunerados del BCRA respecto de reservas cayó del 111% el pasado 23 de abril al 42,8% el 30 de noviembre.

Hay que recordar que el stock de Lebac el 23 de abril pasado llegó a $1.377.767,4 millones, frente a reservas internacionales por $1.238.723,8 millones (USD 61.185 millones, a un tipo de cambio de $20,25 por dólar).

Semejante stock de deuda en el balance de la entidad, equivalente a más de USD 60.000 millones u 11% del PBI, con alta tasa de interés, por encima de los activos en moneda extranjera, provocó la turbulencia en el mercado financiero, con un dólar que duplicó su valor en cinco meses, hasta superar los 41 pesos el 28 de septiembre.

Hay que retrotraerse seis años para encontrar una relación tan baja entre pasivos remunerados y reservas. Según el balance del Central al 7 diciembre de 2012 las reservasinternacionales medidas en pesos alcanzaban los $220.707,3 millones (USD 45.397 millones, a un tipo de cambio de $4,9288), mientras que los títulos emitidos por el BCRA(Letras en moneda local y extranjera) sumaron $96.312,4 millones, un 43,6% de dichas reservas.

La autoridad monetaria argumenta que con el actual esquema de política monetaria aplicado a partir de octubre, con la llegada de Guido Sandleris a la presidencia de la entidad, “son varios los factores que apuntalan la sostenibilidad de estos pasivos”.

“En los últimos meses, el saldo de del Banco Central se redujo tanto en términos del PBI como en términos de las reservas internacionales, con lo cual el punto de partida le da un mayor margen de maniobra a la nueva política monetaria”, acota el Central.

Entre abril y septiembre el peso de los pasivos remunerados del BCRA, entre letras, notas y pases, cayó de 11,2% del PBI a 5,6% del PBI, mientras que el ratio a reservas internacionales pasó de 110% a 40 por ciento.