La moneda norteamericana retomó la senda alcista en concordancia con lo ocurrido la semana pasada con otras monedas de la región, aunque con el transcurso de la jornada se fue diluyendo el impulso, luego de una nueva intervención compradora del Banco Central.

La cotización mayorista de la divisa finalizó debajo del precio objetivo previsto por la entidad que preside Guido Sandleris por tercera rueda consecutiva.

En el microcentro porteño el dólar ganó tres centavos al público, a $38,06 en promedio, cuando al mediodía llegó a pagarse $38,21 en promedio. Y ascendió 10 centavos, a $37,90 para la venta en sucursales del Banco Nación.

En el mercado mayorista concluyó a 37 pesos, con una ganancia de 10 centavos respecto del cierre de la semna pasada, luego de haberse negociado a $37,21 al mediodía.  Todavía está casi 50 centavos por debajo del límite establecido por el Banco Central. Este martes, la banda de “no intervención” exhibirá un piso de $37,499 y un techo de 48,4528 pesos.

El Banco Centra intervino y compró USD 50 millones. El precio promedio de compra se ubicó en $37,131, con un máximo precio de compra de 37,14 pesos.

El monto negociado en el segmento de contado (spot) sumó USD 719,5 millones, por cuanto la compra de divisas del BCRA significó apenas el 6,9% del volumen operado y sin relevancia para fijar precios.

En futuros se pactaron USD 450 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y otros USD  472.021 millones en el ROFEX. Los contratos de dólar futuro para fin de enero finalizaron a $37,78, por debajo de los $37,86 previstos como piso de la zona de no intervención del Central para esa fecha. Las posiciones para fin de febrero se transaron a $38,986, ya por encima del piso de la banda, de 38,617 pesos.

Las monedas regionales también fueron respaldadas en jornadas anteriores por un panorama más positivo entre los inversores sobre la evolución de la llamada guerra comercial entre Estados Unidos y China que potenció el apetito inversor por activos de riesgo.