“Mi inocencia está probada”, proclamó el ex financista a los periodistas mientras caminaba rumbo al juzgado, en compañía de su abogado defensor José Ubeira.
El magistrado lo convocó de nuevo al juzgado en el llamado a una nueva ronda de indagatorias que alcanza a otros 26 imputados y que culminará con el interrogatorio al empresario kirchnerista de Austral Construcciones SA, detenido desde hace un año en la cárcel federal de Ezeiza. 
Elaskar, junto al gestor financiero Leonardo Fariña, fue el primero en asegurar, en 2013, al programa “Periodismo Para Todos”, que a través de “La Rosadita” se enviaron al exterior millones de euros de Báez y también estuvo a la cabeza de los procesamientos.
Sin embargo en 2016 pidió su desvinculación de la causa alegando problemas de salud, en concreto que padecería un cuadro de falta de proteínas cerebrales que le provocarían depresión y trastornos mentales.
En esta causa ya declararon los hijos de Báez, de los cuales Leandro, Luciana, Melina apuntaron a que se le consulte a su padre por las cuentas bancarias que aparecieron en Suiza y los mostraría como “beneficiarios finales”.
Junto a Báez también están detenidos el contador Daniel Pérez Gadín y el abogado Jorge Chueco.

Foto vía: clarin.com

Compartir