DSC_5194-768×513Alfredo Cornejo, gobernador de la provincia de Mendoza, anunció la puesta en marcha del primer banco de datos genéticos del país para el hallazgo de criminales que llevó una inversión aproximada de 26 millones de pesos.

El gobernador remarcó que Mendoza es la primera provincia de nuestro país en implementar esta herramienta con la ayuda de la Oficina Federal de Investigaciones de los EEUU, FBI, y su Sistema de Índice de ADN combinado (CoDIS) y afirmó que no sólo permitirá combatir todo tipo de delito en el corto plazo sino también a prevenirlo: “Sólo haciendo un esfuerzo conjunto, lograremos bajar la violencia en nuestro país”, expresó.

Cornejo se trasladó al Palacio Judicial donde fue posible también a la sanción de la Ley provincial correspondiente en 2016 que prevé que por año podrá contarse con los perfiles de ADN de más de 10 mil criminales.

La base de datos de perfiles genéticos posibilitará detener y condenar más rápido a los verdaderos responsables materiales de los ilícitos pero además liberar a quienes hayan sido acusados en vano.

Alejandro Gullé, jefe de los Fiscales, estuvo acompañando al gobernador y remarcó que actualmente la provincia cuenta con una base de datos de 25.870 perfiles genéticos, y a partir de esta nueva herramienta, podría duplicarse consiguiendo contar con cerca de 50 mil perfiles hacia 2019.

Gullé explicó que en sólo 30 días de su implementación, el programa ha permitido encontrar a los responsables verdaderos de 22 ilícitos.

El Procurador de la Corte local dijo: “La potencialidad de este sistema la advertimos cuando conseguimos identificar a 22 autores de ilícitos a partir de la primera incorporación de 8.400 perfiles al software. Tenemos calculado, si todo resulta, terminar el 2019 con alrededor de 50 mil perfiles genéticos”.

El gobernador destacó que con este tipo de herramientas por cada 10 crímenes no resueltos, entre 4 y 6 de ellos arrojan de inmediato coincidencias con perfiles genéticos almacenados. “Imaginen cuántos crímenes podremos prevenir antes de que estos afecten a terceros. Me enorgullece pasar a formar parte de la lista de entidades gubernamentales que, a nivel mundial, cuentan con una herramienta de política criminal de este tipo”.

Cornejo instó: “No debemos bajar la guardia, cada provincia debe trabajar en pos de crear este tipo de herramientas. El crimen está en todas partes y quien lo comete cuenta con libertad para desplazarse como quiera. A través de un esfuerzo conjunto, de la Nación y el resto de las provincias, es que podremos bajar la violencia en nuestro país”.

A la fecha son 59 países los que tienen esta herramienta, entre ellos Brasil, Chile y Uruguay. En cambio, en comparación, el Gobierno argentino viene muy retrasado en la materia.