56bb5acccc222Los beneficios que se brindaban a los consumidores que lograban un ahorro en el consumo del gas quedarán sin efecto a partir del 1 de octubre. Así lo decreta la Resolución 14/2018 que fue publicada este jueves en el Boletín Oficial y la firma el secretario de Energía de la Nación, Javier Iguacel.

La disposición inicial es “dejar sin efecto el artículo 10 de la Resolución Nº 212 del 6 de octubre de 2016 y los artículos 3°, 6° y 9° de la Resolución N° 474 del 30 de noviembre de 2017”.

Este priemr cambio elimina los topes de aumento establecidos sobre los montos finales facturados, que en los casos de usuarios residenciales (R1) era de 300%, siempre que el monto total de la factura superaba los $250.

La segunda reforma responde a los beneficios por ahorro en el consumo de gas. Hasta el momento, quienes lograban consumir 20% menos comparado con el mismo período del año 2015, obtenían una bonificación del 10% en el precio final de sus facturas. A partir de octubre esto también se elimina.

Según lo establecido, el bloque de consumo base lo dicta cada distribuidora, por lo que variará según la región del país. En el área metropolitana, para el período septiembre-octubre quienes superen los 87 m3 mensuales abonarán el total del precio.

La ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley explicó esta tarde en una conferencia de prensa: “quiero llevarle tranquilidad a las familias que hoy tienen tarifa social de gas, durante estos meses con el mismo consumo van a seguir teniendo la tarifa social de gas. Se sostiene la tarifa social, las familias que hoy tienen la tarifa social de gas la van a seguir teniendo”.

En los argumentos de la resolución destaco: “el sostenimiento del esquema de ahorro y límites de incremento en facturación implicaría una erogación de $2.350.000.000 para el próximo ejercicio presupuestario 2019”.

Estos cambios se dan pocas horas antes de que se defina el nuevo incremento en la tarifa de gas, que comenzará a regir a partir de la semana próxima.

Las negociaciones entre la Secretaría de Energía, las petroleras y las empresas productoras entró en la etapa final. Desde el Ejecutivo se planea imponer dos aumentos: uno que regirá a partir del próximo lunes 1 de octubre y una actualización del precio a partir de enero.