Mendoza. Congreso Internacional de Seguridad.Enrique Thomas, Paricia Bullrich y Omar De Marchi.

Patricia Bullrich, ministra de seguridad de la nación, informó que  en la reunión de Gabinete nacional se tomó la decisión de prorrogar hasta el 28 de diciembre el período de sesiones extraordinarias para que ambas Cámaras tengan tiempo de tratar la ley contra las barras bravas que tipificaría como delitos penales y no contravenciones agresiones en las afueras de los estadios y en los traslados de los equipos de fútbol.

La funcionaria explicó: “Esperemos que sea tratada el 18 en Diputados y el 28 en el Senado, con el objetivo de que en el campeonato de verano, que se juega con las dos hinchadas, podamos aplicar la nueva ley”. Y agregó: “No queremos esperar al nuevo campeonato, sino que queremos aplicar en el próximo, que no tengamos que pasar por nuevas situaciones de violencia”.

Abordando la temática de la morigeración de las penas que acordaron los diputados en relación al proyecto que envió el Ejecutivo, Bullrich dijo: “Lo primero que hay que entender es que estamos haciendo un cambio muy importante, que lo que pasaba por alrededor de un estadio, que son delitos menores pasen a ser penales. Es un salto muy importante. No solo no podrán entrar a los estadios, sino que tampoco podrán estar en los alrededores, por eso es que se están analizando las escalas de pena. Nosotros estamos abiertos al debate de las escalas de pena”.

Al ser consultada sobre si tiene interés en candidatearse a la Vicepresidencia de la Nación, Bullrich fue escueta y a la vez enfática al decir: “El Presidente me dio una responsabilidad y me gustaría ser acompañándolo desde este mismo lugar”.

Ante las preguntas sobre las críticas que tuvo el nuevo reglamento para el uso de armas letales de parte de las fuerzas de seguridad, se mostró “un poco sorprendida por la dimensión que tomó el tema sobre un protocolo medido, austero y equilibrado”. Dijo que “así es la democracia, bienvenidas las críticas, pero nosotros tenemos que defender a los ciudadanos y defender el uso de las fuerzas de seguridad cuando usan de manera reglamentaria y cumpliendo con su deber las armas de fuego”.

Y agregó: “hemos tenido muchísimos casos de policías que fueron condenados cuando hicieron bien su trabajo, Es algo que nosotros vemos, estamos abierto a mostrarles todos los casos para que vean cómo eran los reglamentos que se dictaron en la Argentina en el 2007, en el 2010, eran realmente nefastos para la seguridad, y lo único que abrían era la duda en el agente, desprotegiendo a la sociedad”. Reiteró que “lo que hicimos fue derogar reglamentos muy malos e hicimos uno solo claro, completo y preciso y muy moderado. Por eso nos sorprendió que la discusión no fuese tan moderada como sí lo es el reglamento”.