111En el amanecer de la cumbre de líderes del G20, el Gobierno Nacional cierra en acuerdos bilaterales entre los países miembro. En materia educativa, Argentina firmó documentos con Estados Unidos, China y Francia. Dichos acuerdos buscan facilitar la movilidad de estudiantes entre las naciones, el trabajo conjunto en formación docente y el reconocimiento de títulos universitarios.

El primero acuerdo firmado fue con Estados Unidos. La reunión estuvo encabezada por el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro y el embajador estadounidense en Argentina, Edward Prado. Ambas partes acordaron la creación de un grupo de trabajo para la cooperación en el ámbito educativo, que se reunirá al menos una vez al año.

El grupo tendrá cinco funciones:

  • Diseñar un programa de actividades que responda a intereses comunes “sobre la base de la igualdad y la reciprocidad”.
  • Brindar becas internacionales y otros instrumentos para promover la movilidad académica entre ambos países.
  • Facilitar la cooperación internacional de entidades subnacionales, gobiernos locales, universidades y otros establecimientos educativos de todos los niveles.
  • Difundir y fortalecer la enseñanza de español e inglés en los distintos niveles del sistema educativo.
  • Evaluar los resultados de las acciones implementadas.

El memorándum rubricado ayer es un paso más de las acciones que establecieron en 2016 los presidentes Mauricio Macri y Barack Obama, que luego continuó la administración de Donald Trump. Desde ese entonces, el ministerio y la Comisión Fulbright otorgaron 1500 becas becas para estudiantes de grado, posgrado, docentes e investigadores.

Finocchiaro señaló: “Trabajamos en una política de internacionalización de la educación superior. Mediante convenios como este buscamos promover la movilidad académica internacional y afianzar los lazos de intercambio y cooperación global con las naciones del mundo”.

Por su parte el embajador Prado destacó la capacidad de los argentinos. “Me impresiona el alto nivel académico de los estudiantes de Argentina y sus profesionales, muchos de ellos con sólidos vínculos con los Estados Unidos. Esperamos que este acuerdo fortalezca aún más estas relaciones”, indicó.

Durante la misma jornada se concretó el segundo acuerdo educativo en la antesala de la cumbre del G20. Argentina y China firmaron dos documentos: el primero enfocado al reconocimiento académico de los títulos de educación superior; el segundo busca fomentar el intercambio entre artistas de la música, la danza, el teatro y la plástica.

El ministro de Educación nacional, el secretario de Cultura, Pablo Avelluto, y el embajador chino, Wanming Yang, establecieron vínculos de cooperación mutua en los planos de educación, cultura y ciencia.

El convenio intentara facilitar el reconocimiento de los estudios superiores para que argentinos tengan la posibilidad de hacer una maestría o doctorado en instituciones chinas o, al revés, que chinos puedan realizar una experiencia educativa en Argentina.

Junto a su par francés, Jean Michel Blanquer, ya hoy por el mediodía, Finocchiaro rubricó una serie de memorandos que buscan profundizar los lazos de cooperación educativa, cultural y científico-tecnológica entre ambas naciones.

El primero de los documentos expresa la voluntad de los gobiernos por potenciar el intercambio y la colaboración en formación docente, gestión de clima escolar, educación digital, asistentes de idiomas y mejora de enseñanza de matemática. Cabe destacar que durante la confección del nuevo modelo de enseñanza de matemática, distintos expertos franceses se acercaron al país a explicar la reforma que llevaron adelante para servir como referencia.

El último de los acuerdos firmados contempla la creación e implementación del Programa Bilateral de Intercambio Universitario en Arte, Innovación y Tecnología, llamado “Innovart”, que se desarrollará entre instituciones de educación superior e investigación argentinas y francesas.

Durante el encuentro, además, los ministros acordaron extender los plazos de las Becas Saint-Exupéry y el Programa de Asistentes de Idioma, que seguirán funcionando el año próximo. Esos convenios habían sido firmados en febrero de 2016 cuando el ex presidente francés, François Hollande, había visitado el país.