sica_1.jpg_541755376El Gobierno define por estas horas, luego de la reunión con la CGT y con las cámaras empresariales, el decreto con la “letra chica” del acuerdo que establece un bono compensatorio para fin de año. El ministro de Producción, Dante Sica, confirmó que ese adicional será “obligatorio para todo el sector privado”, ya que los estatales aún mantienen abierta la negociación paritaria.

Y explicó: “Ayer tuvimos una muy buena reunión entre la CGT y lo sectores empresariales. La idea del bono es que sea compensatorio y no remunerativo en dos cuotas, en principio englobaría al sector privado. Hay una paritaria abierta en el sector público, así que hasta que el público no cierre sus paritarias, solo compete al sector privado”.

Sica ademas resaltó que el Gobierno plantea “que sea obligatorio para todos los sectores privados”, aunque aclaró que, tras la firma del decreto, trabajarán “en los casos particulares de las empresas que no lo puedan afrontar”. Por su parte la UIA advirtió que 6 de cada 10 empresas no podrán afrontar el adicional salarial.

Ademas agregó en sus declaraciones en Radio Continental: “Estamos haciendo la redacción del decreto. En muchos casos los mismos gremios planteaban que podía haber algún tipo de flexibilidad. Vamos a hablar con el sistema financiero para ver si hay algún tipo de financiación de corto plazo para las empresas que no lo puedan pagar. Queremos trabajar después sobre los casos particulares”.

Por su parte la CGT mantuvo un encuentro con el sector empresarial y con el ministro Sica y el secretario de Trabajo, Jorge Triaca. Allí se acordó el pago de un bono y un mecanismo con intervención del Gobierno ante un despido sin causa.

Sica admitió que “hay mucha preocupación en todos los sectores” por la situación del empleo pero resaltó la importancia de continuar con la mesa de diálogo, aunque aclaró que el Gobierno siempre mantuvo “un diálogo fluido con todos los sindicatos”.

Al ser consultado sobre el monto del bono, que primero la CGT dijo que sería “como mínimo” de $5000, pero luego el Gobierno estableció ese monto como tope, el ministro explicó que se trata de un límite “para que sea no remunerativo”. De todas formas, aseguró que “hay empresas que están en condiciones de poder pagar más, pero ese adicional por encima de los $5000 ya sería remunerativo”.

“Sabemos del impacto de la crisis que estamos viviendo, estamos haciendo todo lo que podemos hacer para recuperar la velocidad de crecimiento”, concluyó.