Así lo afirmó la vicepresidente Gabriela Michetti, quien resaltó la “vocación” del Ejecutivo nacional “de hacer que este tema quede bien claro sobre la mesa” sin importar “qué nombres” están involucrados para que la ciudadanía pueda estar “tranquila en relación a estas cosas que tienen que ver con la corrupción”.
“Estoy segura de que el presidente quiere que esto sea absolutamente transparente y claro. Y que si hay alguien que tiene que pagar consecuencias, que las pague. Estoy convencida de eso”, insistió

Además, aseguró que Macri es el “más preocupado por que la información del caso llegue” y que le insistió al ministro de Justicia, Germán Garavano, para encontrar “los mecanismos” para “forzar a la empresa a dar información”.
“No nos podemos dar el lujo que este proyecto de país” que lleva adelante el gobierno “no termine con el tema de la corrupción”, enfatizó la vicepresidenta y agregó: “Nosotros necesitamos que el tema de Odebrecht se pueda aclarar al 100 por ciento”.
En este sentido, lamentó que “la persona que tenía que movilizar más estas cosas era la procuradora general de la nación, (Alejandra Gils Carbó), ahí sí había un problema porque son justamente los funcionarios del gobierno anterior los que están involucrados” en la investigación.
Por último, pidió al Congreso que avance en el tratamiento de los proyectos de responsabilidad empresarial y reforma política que “fueron totalmente resistidos por la oposición”.
“Los que realmente están preocupados por el temas de corrupción y los casos Odebretcht y esas cuestiones tan sospechosas alrededor del poder del gobierno anterior, son ellos. Son todos funcionarios que pueden verse totalmente implicados en esto y mucha gente que hoy está en el congreso”, por eso, afirmó: “son ellos mismos los que están frenando esto”.
“Ahí hay un miedo terrible y nosotros a pesar de que tenemos minoría, tenemos que tratar de que se le ponga foco al tema y hacer presión para que esto se pueda votar”, cerró.
Por su parte, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien investiga las coimas en Argentina, cuestionó la demora en la entrega de información por parte de Brasil que “no llegó y no sabemos si llegará” y aseguró que ese país “trabaja como garante de la impunidad de Odebrecht”.
Si bien aclaró que “no es indispensable” la información de la justicia brasileña para avanzar en la investigación, admitió que se necesita “otro modelo de investigación, que nos pondrá en una ruta tal vez más compleja, que podría llevar más tiempo, pero también conducir a resultados en las mismas condiciones que si Brasil nos enviara la información”.
La causa se encuentra bajo secreto del sumario y si bien no dio detalles de los avances, el juez adelantó que “existen medios para acceder a información que pueden dar sus frutos. Va a ser una investigación más trabajosa y más larga, pero puede llegar a resultados”.

Foto vía: pressenza.com

Compartir