De cara a las elecciones legislativas de octubre próximo, el secretario administrativo de la CGT, además, consideró que “nadie puede negar lo que representa” la ex presidenta Cristina Fernández en “una masa muy importante de la ciudadanía”.

El sindicalista manifestó también que el ex ministro del Interior y Transporte kirchnerista realizó una “gran tarea” desde ambas carteras, pero advirtió que aún debe “demostrar capacidad de liderazgo”, al tiempo que exhortó al resto del justicialismo “a la unidad, porque en la división siempre termina ganando el que es oficialista”.

“Hay que decir ‘ésta es la propuesta para el medio término y vamos en camino para el 2019 con estas ideas’ porque, de lo contrario, toda interna deja secuelas”, argumentó.

“Uno de los problemas que tiene el peronismo es que, cuando somos gobierno, el grado de genuflexión de la mayoría de la dirigencia es casi vergonzoso y, cuando viene la derrota, aparecen todas las miserias humanas”, evaluó Plaini.

El jefe sindical argumentó que si un referente tiene “diferencias con quien conduce”, hay que “ir al ámbito que corresponde, el del partido o el del Gobierno y plantearlas”.

“Uno de los graves del peronismo es que, cada vez que somos Gobierno, cerramos el debate”, cerró su autocrítica.

De inmediato, por radio Rivadavia, fue consultado sobre el escándalo que protagonizó Scioli en los últimos días, tras haber dicho a la prensa que iba a ser un “papá feliz a los 60 años” y, a los pocos minutos, su ex pareja Gisela Berger también tomó contacto con los medios pero para acusarlo de haberle sugerido abortar.

“Yo creo que eso lo afecta indudablemente (de cara a las próximas elecciones)”, opinó el diputado nacional y alertó que el también ex candidato presidencial kirchnerista “lo tiene que aclarar debidamente porque fue dos veces gobernador de la provincia de Buenos Aires y vicepresidente”.

Recordó que “hay cosas que se dijeron que son muy fuertes” e insistió: “Habrá que aclararlas debidamente para que no quede en el hombre una situación que después le cueste remontar”.

“Si se aclaran bueno y, si no se aclaran, los errores se pagan”, advirtió.

Luego, definió a Scioli como “buen tipo, buena persona” y, aunque reconoció que “esto no lo ayuda”, exhortó a la ciudadanía a “separar la paja del trigo: las cuestiones personales de las cuestiones políticas y sociales”

 

Foto vía: lared.am

Compartir