0011882862_4Dentro de una de las 127 páginas del fallo que dicto el procesamiento del empresario Paolo Rocca y de otros hombres de negocios junto a ex funcionarios, Claudio Bonadio, juez federal, envió una respuesta al ex ministro de Planificación kirchnerista, Julio De Vido, quien lo había desafiado a encontrar la plata de los cuadernos de la corrupción.

El 13 de noviembre pasado, De Vido declaró en indagatoria en la causa de los cuadernos. Precisamente se trató de una ampliación de las acusaciones en su contra. Por supuesto en dicha oportnidad De Vido rechazó las imputaciones y advirtió: “¿Si ese dinero existió, dónde está?”.

Por su parte el juez le respondió a De Vido que la plata se encontraba en las campañas electorales de La Cámpora, en las propiedades del matrimonio Kirchner y del ex secretario privado de Néstor Kirchner en el exterior y hasta en los bolsos que el ex secretario de Obras Públicas José López llevó al convento de General Rodríguez. Ademas agregó que los investigadores siguen buscando la ruta del dinero y están en las mira los bienes de los imputados.

Bonadio aseguró que detrás de los cuadernos se movieron 100 millones de dólares. Y advirtió que “de los elementos de prueba colectados y los distintos descargos efectuados en las presentes actuaciones es posible afirmar que, los recaudadores de la asociación ilícita contaron con la participación de empresarios que pagaron sumas de dinero por un monto aproximado de u$s 55.460.000, en un sinnúmero de oportunidades entre 2003 y 2015 lo que permite acreditar la permanencia en el tiempo de la organización ilícita”.

“Como consecuencia de las maniobras realizadas se perjudicaron las arcas del Estado Nacional, en razón que debieron afrontarse gastos en obras y servicios públicos superiores a lo que correspondían y por los que los imputados, obtuvieron considerables réditos económicos, aseguró Bonadio. Debe destacarse que producto de la investigación aquí desarrollada se ha podido establecer que al patrimonio de los ex funcionarios públicos imputados en el marco de la presente causa habría ingresado una suma cercana a los cien millones de dólares”.

El juez aprovechó el fallo, que incluyó el procesamiento del ex ministro, para responder a Julio De Vido: “En el marco de la presente causa no sólo se encuentra acreditada la entrega de sumas de dinero tanto al imputado como al personal del ex Ministerio que estuvo a su cargo, sino también la posterior circulación de este dinero dentro de la banda investigada”.

La plata se usó “para atesoramiento personal -como en el caso de Néstor Kircher, Cristina Fernández o Daniel Muñoz-, como así también para el sustento de acciones de índole político (campañas electorales o financiamiento de la agrupación La Cámpora)”.

Sobre ese punto, el juez avanzó en torno al procesamiento que, en la misma resolución, dictó sobre el ex jefe de Gabinete, Juan Abal Medina, y su secretario Martín Larraburu, como miembros de la asociación ilícita de los cuadernos. “Debe señalarse que Abal Medina y Larraburu indicaron que Roberto Baratta y Nelson Lazarte les entregaron fondos para la campaña electoral correspondiente al año 2013”, indicó.

“Así, como fue mencionado anteriormente, de los archivos obrantes en los pendrives secuestrados en el domicilio de Larraburu obran los ingresos correspondientes a la citada campaña, surgiendo la suma de 95.000.000 de pesos en el rubro ‘PL’ (Planificación) y 152.467.662 pesos en el rubro ‘JDV’ (Julio De Vido)”.

El juez añadió: “Además, a modo de ejemplo, también se pueden mencionar los bienes detectados a otros miembros de la organización, como ser Héctor Daniel Muñoz, respecto de quien surge la constitución de empresas y la compra de inmuebles a nombre de éstas por un valor aproximado de U$S 70.146.600, como así también otras propiedades que resultan objeto de investigación en la causa n° 17.459/18, conexa a la presente”.

“A su vez, a José Francisco López se le incautó el 14 de junio de 2016 la suma de U$S 8.982.047, $ 59.114 153.610″. Se trata de la plata que López llevó al convento de General Rodríguez y por está siendo juzgado por enriquecimiento ilícito.

Finalmente añadió: “corresponde mencionar que de las medidas de prueba efectuadas se determinó la existencia de propiedades, dinero en efectivo y cuentas bancarias de las personas imputadas que podría tener vinculación con las maniobras ilícitas investigadas en el marco de la presente causa”.