0000436164El mismo juez que esta a cargo de la causa llamada “lo cuadernos de las coimas” Claudio Bonadio, ahora deberá investigar si el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, incurrió en delitos al conceder nuevas rutas aéreas a empresas extranjeras. El presidente de la Cámara Federal penal porteña, Martín Irurzun fue quien destino al juez Bonadio.

Irurzun que se desempeña como presidente del tribunal de apelaciones y superintendencia del fuero federal debió zanjar un conflicto de competencia trabado entre el juzgado a cargo de Bonadio, el 11, y el de su colega y vecino de piso en Comodoro Py Sergio Torres, a cargo del 12. Anteriormente Bonadio se había desprendido de la denuncia contra Dietrich porque había declarado su conexidad con otra anterior en la que se investigaban hechos similares en el juzgado a cargo de Torres.

Irurzun sostuvo que “el estado incipiente” de la causa que le había tocado a Bonadio “no permite afirmar la existencia de algunos de los supuestos de conexidad” contemplados por el Código de Procedimiento Penal y que por ello él debe seguir, por ahora, a cargo de ese expediente hasta que eventualmente, con los hechos denunciados más investigados, se vuelva a expedir sobre su relación o no con el expediente a cargo de Torres.

La denuncia fue planteada a mediados del mes de setiembre por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), por la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad en perjuicio de Aerolíneas Argentinas y de las demás empresas con matrícula argentina, por parte de Dietrich y el director de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Tomás Insausti.

La investigación se había abierto por una denuncia presentada a fines de 2017 por los diputados kirchneristas Rodolfo Tailhade y Juan Cabandie y no sólo pidió investigar la concesión de las nuevas rutas y su eventual perjuicio sobre Aerolíneas Argentinas sino también la presunta relación de funcionarios del actual gobierno con las nuevas líneas favorecidas por sus medidas de apertura en el mercado aéreo de pasajeros.

En esta última causa, además de Dietrich fueron denunciados el presidente Mauricio Macri y su padre, Franco Macri, junto con otros funcionarios y técnicamente se encuentran imputados desde el momento que el fiscal Jorge Di Lello pidió investigar los hechos denunciados en marzo del año pasado.