El ministro de Relaciones Exteriores Jorge Faurie afirmó que el Mercosur “tiene sentido cuando contribuye a mejorar las condiciones de vida de la gente”, para lo cual “debe indefectiblemente generar resultados concretos tanto en su agenda interna como, muy especialmente, en la agenda de relacionamiento externo que impulsan los cuatro países desde 2016”.

Durante la Reunión del Consejo del Mercado Común, conformado por los Cancilleres y Ministros de Economía de los países miembros de este espacio regional, el canciller destacó que “el Mercosur ha logrado importantes avances en el plano comercial”, pero señaló que “el acceso a los mercados no es únicamente la aplicación de un arancel 0% asociado al cumplimiento de normas de origen”, ya que “supone también el cumplimiento de normas técnicas”.

Según un comunicado de la Cancillería, durante el encuentro Faurie detalló los cinco ejes que la Argentina considera que se deben impulsar: “revisión del arancel externo común; acceso a los mercados –sobre todo en lo que hace a barreras no arancelarias–; incorporación e implementación de normas que fueron aprobadas; modernización del bloque e inserción internacional más dinámica y proactiva”.

“Necesitamos generar oportunidades y condiciones de competitividad a nuestros sectores privados en bienes y servicios, atraer inversiones a la región e impulsar la inserción de nuestras empresas en las cadenas globales de valor”, manifestó.

Además, el jefe de la diplomacia de la Argentina indicó que “para la Argentina, contar con acuerdos comerciales que garanticen nuestra inserción externa es un objetivo prioritario”, y destacó: “El relacionamiento externo del Mercosur debe ser parte de poder concretar este objetivo”.

Para el titular del Palacio San Martín, “no alcanza con lanzar nuevas negociaciones. Debemos ser capaces de tomar las decisiones y hacer las adecuaciones que nos permitan llegar a resultados concretos que puedan beneficiar nuestras economías ampliando mercados, adquiriendo mayor escala para las respectivas producciones, abriendo puertas a la inversión extranjera, incorporando tecnologías”.

Por último, indicó que “ha habido progresos” en las negociaciones con la Unión Europea, pero aclaró que “todavía le debemos a nuestros pueblos una mayor y mejor integración”.

Compartir