Un adolescente y un hombre de 30 años murieron tras haber recibido sendos balazos cuando se encontraba cerca de una protesta contra el gobierno de Venezuela en el sector Sabaneta del estado andino Táchira, en la frontera con Colombia, donde el presidente Nicolás Maduro ordenó el envío de 2.000 soldados y otros 600 agentes especiales luego de que se produjeran saqueos y ataques contra instalaciones policiales y castrenses.

Todo ocurrió en las horas previas a lo que se anticipa serán gigantescas protestas callejeras organizadas por la oposición que en casi todos los casos han terminado en escenas de violencia, dado que las fuerzas de seguridad impiden a los manifestantes acceder a edificios públicos o zonas que no cuentan con la autorización de las autoridades.

El adolescente, identificado como José Francisco Guerrero, de 15 años, fue asesinado por un impacto de bala el martes cuando iba a hacer una compra que le había encargado su mamá, según difundió a través de un video en redes sociales la hermana de la víctima, Marialis Zambrano, quien responsabilizó a efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

“No se cansan de matar, no tienen hijos, no tienen familia, no tienen corazón. Los odio con toda mi alma, me lo quitaron, era un niño de 15 años”, dijo.
Foto vía: chimito.me

Compartir