El oficialista Mario Abdo Benítez fue proclamado presidente electo de Paraguay con el 97,84% de los votos escrutados, por una ventaja de menos de 100 mil votos sobre el liberal Efraín Alegre, anunció el presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), Jaime Bestard.

“El presidente de la República es el señor Mario Abdo Benítez”, enfatizó el titular del TSJE, Jaime Bestard, en conferencia de prensa, y afirmó que el resultado es “absolutamente irreversible” porque “existen menos de mil mesas pendientes de ser cargadas y esa cantidad de votos hace imposible que se revierta el resultado”.

Abdo Benítez, del oficialista y conservador Partido Colorado, obtenía el 46,47% de los sufragios, mientras que el liberal Efraín Alegre, de la Alianza Ganar, una coalición de amplio espectro político que incluye al ex presidente progresista Fernando Lugo, reunía 42,72% de los votos, de acuerdo a los datos publicados en el sitio web del TSJE.

El presidente electo, de 46 años, es hijo del secretario privado del dictador Alfredo Stroessner, que gobernó Paraguay por 35 años, venció en la interna partidaria por la candidatura a la corriente del actual mandatario Horacio Cartes.

El candidato del Partido Colorado promete mantener el rumbo económico de apertura a la inversión, con facilidades impositivas, para estimular el pujante sector agroexportador que catapultó al país al cuarto lugar mundial en la exportación de soja.

Poco más de 4 millones de electores, de los  casi 7 millones de habitantes, debieron elegir 45 senadores y 80 diputados para la renovación parlamentaria; 17 gobernadores, 17 juntas departamentales y los 18 miembros del Parlamento del Mercosur.

 

 

Compartir