Los dirigentes compartieron hoy una exposición sobre “Transparencia y Corrupción” en la Bolsa de Comercio, en el marco del aniversario del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, a la que estaba invitada la diputada Margarita Stolbizer (GEN), pero la legisladora finalmente se ausentó tras sufrir ayer el robo de su casa y el secuestro de su hijo.
Por su parte, Sanz consideró que “la dirigencia política argentina está avanzando hacia la transparencia”, y destacó: “Hoy la agenda de la transparencia la lidera el oficialismo, cuando debería liderarla la oposición”. 

“El problema de la falta de transparencia lo tienen que resolver los políticos. Es importante alcanzar la transparencia. Un sistema político poco transparente favorece a la corrupción, dando inmunidad”, enfatizó.
En ese sentido, Pichetto opinó que “el tema central está en cómo se financian los partidos políticos”, punto en el que a su criterio “Argentina tiene una postura hipócrita”, y detalló: “Los números no cierran. El problema del financiamiento hay abordarlo con una ley que permita la recaudación libre”.
Al respecto, Massot afirmó que la transparencia “no fue la prioridad del oficialismo en los últimos años de democracia”, algo que debería ser “de suma importancia”, y agregó: “la agenda de los políticos no puede estar disociada de la agenda de los representados”.
“Da tristeza que haya funcionarios que asistan al Congreso para dar explicaciones por presuntas irregularidades y eso sea llamativo, cuando debería ser absolutamente normal”, manifestó.
Al referirse al Poder Judicial, Pichetto dijo “no” tener “una mirada descalificadora”, y afirmó: “No comparto que por un fallo se les haga juicio político. No podemos tener a cuatro de los cinco jueces de la Corte (Suprema) con pedido de juicio político. Es poco serio”.
“Hay una fuerte judicialización. La gente se levanta viendo qué va a denunciar en (los tribunales de) Comodoro Py. En un año y medio, el gobierno (de Mauricio Macri) ya tiene más de 40 denuncias”, señaló.
Por su parte, el ex senador radical consideró que “la justicia está funcionando muy mal”, pero aclaró que “las leyes de fondo no son el problema, sino la voluntad de las personas”, y ejemplificó: “Que (el ex vicepresidente Amado) Boudou sea sentado en un banquillo cinco años después, es una muestra de que la justicia está funcionando mal”. En tanto, Massot consideró que “el problema” son “los tiempos de la justicia”, y destacó que después de las elecciones legislativas de octubre es “absolutamente necesario” un acuerdo parlamentario debido a “la profundidad de las leyes que el país requieren”.
Consultado sobre las reiteradas denuncias que realiza la socia de Cambiemos Elisa Carrió, Sanz consideró que “despierta conciencias, cachetea funcionarios, con sus pro y sus contra”.
“Cuando una persona ejerce un papel de fiscal y juez desde los medios es porque el sistema tiene un problema. La coalición (Cambiemos) se formó para ganar una elección, ahora tiene el desafío de transformarse en una coalición política”, enfatizó.
En tanto, Pichetto aclaró que “un Presidente implica una figura de respeto”, al ser interrogado sobre la imagen de la ex presidenta Cristina Fernández.
“Me resulta inconcebible que alguien dentro del partido impugne, cuestione y critique al presidente, que es la máxima figura del espacio. No me cierra desde la concepción que tengo del poder”, precisó.
Por último, Massot consideró que “los últimos 30 años tuvimos los mismos problemas que estamos discutiendo hoy, y probablemente sean los mismos de los próximos 30 años si no nos acostumbramos al consenso”.
“Sean uno o diez temas, tenemos que darle a la Argentina consensos para no repetir el fracaso de los últimos seis gobiernos”, concluyó. 

 

Foto vía: aucch.org.ar

Compartir