1544120409254Durante el próximo año los trabajadores en relación de dependencia que perciban un salario neto de $38.301 o $46.146 brutos, y que no cuenten con deducciones, tendrán que pagar impuesto a las Ganancias.

Por su parte para los empleados casados y con dos hijos a cargo, el monto mínimo para tributar será de $50.668 de bolsillo o $61.046 brutos. En ambos casos se incluye el proporcional del aguinaldo.

Estos nuevos porcentajes se calcularon a partir de la publicación del índice RIPTE, que fue informado por la Secretaría de Trabajo y que mide la evolución de los salarios formales registrados: en octubre tuvieron un aumento de 5,2% y un 28,29% en comparación con el mismo mes del año anterior.

Hasta el mes de octubre, la suba acumulada del RIPTE fue de 28,29%, muy lejos de la tasa de inflación del 38,5% que midió el Indec en ese período. Los nuevos mínimos no imponibles quedarán fijos todo el año, pese a que se proyecta que la inflación y los salarios se incrementen en 12 meses en un mínimo del 23 por ciento.

De ahí que ya algunos economistas, como los del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, aseguran que en 2019 volverá a aumentar la presión tributaria sobre los trabajadores, y se elevará la cantidad de asalariados afectados por Ganancias, que estima pasaron de 1,2 millones en 2015 a 1,9 millones en la actualidad.