Las tareas de inteligencia comenzaron en marzo cuando se le solicitó a la División de Contravenciones y Faltas de la Policía de la Ciudad investigar la actividad de manteros en diversos puntos del Barrio de Liniers. Luego se constató que gran parte de la mercadería comercializada en esos puestos callejeros ilegales procedía de los depósitos clandestinos que se allanaron.

Los decomisos están relacionados con la actividad ilegal de manteros y que los allanamientos se produjeron en tres depósitos clandestinos, “uno en la calle Ventura Bosch y dos en la calle Palmar, en las cercanías de la Avenida General Paz”, explicó  Celsa Ramirez a cargo de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas 21

Como resultado del operativo se secuestraron en los depósitos de la calle Palmar doscientas dieciséis bolsones de 50 kilos que contenían productos alimenticios y dinero en efectivo. Estructuras para armado de puestos de manteros, carros metálicos y planchas de madera y cartón. También  bultos con bijouteríe, anteojos de lectura y de sol y gorras, más un número de conservadoras de telgopor para mantenimiento de alimentos y bebidas.

Mientras en la calle Ventura Bosch se decomisaron sesenta y cinco bultos que contenían indumentaria, artículos de bazar y varias estructuras metálicas.

 

Compartir