El ajuste que falta 

El Presidente Mauricio Macri y su núcleo de confianza,  no solo están pensando en una campaña electoral con eje en la política, sino también en lo que harán el día después de las elecciones de octubre. Esto equivale a decir: “el ajuste que falta”.

Es un tema que va de la mano de  las “inquietudes” que provocan los movimientos e internas preelectorales que ya están subidas de tono. Por eso no extraña que el gobierno de Macri, hay comenzado a  establecer la idea hacia adentro  de  que luego de las elecciones  encarará un nuevo y fuerte ajuste del gasto público para bajar el déficit de 4,2% del PBI (420.000 millones de pesos) proyectado, al que si se le agrega el cuasi fiscal puede trepar al 8%.

“Hasta octubre no haremos nada que genere más ruido político, porque la prioridad ahora es ganar las elecciones y no abrir frentes de conflicto con la oposición y los sindicatos y piqueteros”, admiten cerca del despacho de Marcos Peña. Esas mismas fuentes hasta se atreven a asegurar con cierta firmeza que “luego de octubre va a haber otro gobierno, otros ministros y reducción o reformulación de muchas áreas”.

¿Por dónde pasaría la poda?. Pasaría por la reducción de ministerios (algunos se unificarían con otros existentes) la jubilación de muchos empleados y el congelamiento de nombramientos en planta. “Todo esto saldría a través de un decreto que estamos estudiando. Llegamos a la conclusión de que hay que bajar el costo salarial que en un año (2015/16), trepó al 34 por ciento”, se sinceró esa misma fuente.

¿Acuerdo entre primos?

Jorge Macri, no pudo ser candidato a senador y tampoco tiene perspectivas de ser candidato a gobernador en 2019, como era su aspiración. Lo cierto es que no quiere seguir en la intendencia y ya le comunicó a muchos hombres de su confianza que luego de octubre tendrá un lugar en el gabinete de su primo Mauricio, sin embargo, la traba que tendrá que sortear para que eso ocurra, es doblarle la muñeca nada más y nada menos que a Rogelio Frigerio quien no lo quiere en el staff del Ejecutivo.

Todo es incierto, por ahora, y podría ser o un deseo voluntarista del intendente o un acuerdo secreto entre primos. Pero de existir ese acuerdo, ¿qué lugar podría ocupar el actual intendente de Vicente López? Entre los escenarios eventuales podría recibir un ministerio, un espacio vinculado con las obras públicas o de coordinación entre las distintas áreas.

Habrá muchos ministros que se retirarán del Gobierno porque serán candidatos a senadores o diputados en las elecciones. Un ejemplo, la secretaría de Obras Públicas está vacante desde que se fue Daniel Chain. También podría ser coordinador del Plan Belgrano en lugar de José Cano. Todas especulaciones.

Para recordar, Jorge Macri, quiso ser  ministro del interior o Presidente del Banco de la Provincia y su primo en combinación con Vidal le dijeron que no. Quiso ser candidato en la próxima elección y Carrió y Cía lo bajaron inmediatamente. Tuvo problemas serios y personales con Cristian Ritondo y éste le dijo que con en un futuro se las vería con él. Y ahora sus operadores dicen que el grupo que apoya Frigerio en Entre Ríos va a perder, se va a debilitar y que el próximo titular de interior será él. Interesante.

Jugar para ganar

Macri, entonces,  podría quedarse sin tres de sus hombres del gabinete en las elecciones. Se sabe que Esteban Bullrich dejará el ministerio de Educación. José Cano también acordó con Macri que irá a pelear en Tucumán y dejará la unidad del Plan Belgrano. Es casi seguro que Julio Martínez se irá de Defensa a competir en La Rioja frente a Carlos Menem.

También es muy probable que Ricardo Buryaile se vaya de Agroindustria para ser candidato en Formosa. “Hay que jugar a fondo, poner  lo mejor que tenemos en cada distrito”, dijo Macri durante la última reunión de gabinete. “Hay una decisión política de ganar las elecciones porque estas elecciones son muy importantes por la reelección de Macri por eso jugamos con todo”, admitió  un ministro luego de ese encuentro en la Casa Rosada, y dejando el guiño respecto de esa intención hasta ahora no oficializada:  Macri 2019

 Mas enojos

Marcos Peña, se enojó, precisamente, con Frigerio por la foto que se sacó el miércoles último con Zulemita Menem y dos ministros riojanos que fueron a gestionar obras para la provincia donde nació el ex Presidente. Lo que pasa es que  Peña quiere mantener el “purismo” del PRO y no mezclarse con el pasado y menos con el menemismo o el kirchnerismo, a pesar de que en su manejo político aprendió y hace uso del hermetismo y los premios y castigos que practicaba el equipo de Cristina Kirchner. Frigerio tiene pasado menemista y fue funcionario de Roque Fernández en el último tramo del Ministerio de Economía. ¿Malas relaciones entre Peña y Frigerio?.

Desde el entorno del de Interior aseguran que la reunión fue gestionada por el propio Carlos Menem con Frigerio. A cambio de la ayuda, el ex Presidente apoyará desde el Senado las leyes del Gobierno.

Fotovía: pressenza.com

Compartir