“Quiero decir que la familia de Débora no tenemos rencor ni deseos de venganza, sólo queremos saber la verdad”, expresó ante los medios y decenas de personas que aún se agolpaban en la puerta del edificio el periodista deportivo.
Sacco quiso hablarle al público de Débora. “Queremos agradecerle a los ‘remolones’,que se despertaban con ella desde la tele”, dijo, tras el cierre del último adiós.
Con una evidente trizteza agregó,”Nosotros somos una familia que tiene un papá que nos acompaña -dijo el periodista-, que tiene a los chicos, una mamá y yo que soy un papá postizo. Les agradecemos infinitamente a todos, a los colegas, a los políticos y al ciudadano común que se han metido en nuestro corazón.
“He estado profundamente enamorado y lo estoy de esta mujer. Lo voy a decir con mucho dolor pero satisfacción. Estaba enamorado de una mujer maravillosa, pero lo que pasó hoy, con el amor de ustedes, es lo más maravilloso para ella.” enfatizó.
Cuando terminó, las frases de Sacco se cerraron con el fuerte aplauso de sus colegas.
Mientras tanto la justicia sigue investigando el caso.Según dijo hoy el abogado de la familia Pérez Volpin, Diego Pirota, es tratar de entender qué sucedió en los 18 minutos que pasaron entre el inicio del estudio y la muerte de la periodista y legisladora.
“Tenemos una persona sana que ingresó a hacerse un estudio de rutina y 18 minutos después está muerta”, declaró hoy el abogado. “No tengo dudas de que algo pasó, porque Débora falleció”, añadió.

Compartir