Según el gobierno de Estados Unidos, los objetivos de los bombardeos fueron específicamente centros de investigación científica y cuarteles de la guardia presidencial.

El grueso de los ataques fue en las afueras de Damasco, pero pese al hermetismo oficial, se sabe que también en Doms cayeron misiles.Según los voceros del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, OSDH, se sabe con certeza que en la ciudad de Homs, la tercera en importancia luego de Damasco y Alepo, se oyeron varias explosiones en un centro de investigación militar y también volaron algunos depósitos aledaños.

El mandatario norteamericano  Donald Trump calificó esos ataques como “crímenes de un monstruo”. Horas antes, la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas había dicho que el presidente sirio Bashar al-Assad había lanzado al menos 50 ofensivas contra civiles con armas químicas desde el inicio de la guerra civil, hace ya siete años.

Casi dos horas después de iniciado el ataque, el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, informó que esos ataques “terminaron” y no hay por el momento previsión de nuevas acciones militares.

Trump, consideró que la acción conjunta sobre Siria “fue un golpe perfectamente ejecutado”. Mas tarde el presidente de Estados Unidos habló en Twitter sobre la operación militar, “Misión cumplida”, dijo.

Compartir