96964_620Fabián Gutiérrez fue secretario personal del matrimonio Kirchner por más de quince años. Sorpresivamente, pidió ser un imputado colaborador en la causa que investiga el sistema de recaudación de fondos ilegales que ex funcionarios del entonces ministerio de Planificación Federal, cobraban a empresas contratistas del Estado.

De esta forma se convirtió en arrepentido en la cuasa, comprometiendo con sus dichos a Cristina Kirchner. Según trascendió, habló de bolsos que viajaban a El Calafate, de “espacios destinados a guardar los bolsos que eran inaccesibles para todos y sólo ingresaba Néstor Kirchner”, entre otros nuevos datos.

Gutiérrez participó de reuniones, viajes, asados y situaciones políticas que rodearon a los ex matrimonio presidencial. Había dejado su cargo de secretario privado en 2010, pero no cortó la relación con la ex familia presidencial.

El pasado lunes Gutiérrez se convirtió en imputado colaborador y comenzaron a conocerse detalles de su declaración, entre ellos la ratificación sobre el tráfico de bolsos a Santa Cruz. Anteriormente el ex piloto del Tango 01 Sergio Velázquez dijo ante el juez que en la flota presidencial se trasladaban bolsos, pero no dio precisiones sobre el contenido de los mismos.

Otro de los personajes que habían hablado con anterioridad fue Claudio Uberti, ex funcionario K, habló de “la casa de Río Gallegos donde tenían bóvedas” al referirse a la recaudación de fondos ilegales que pasaban por el departamento de Cristina Kirchner en el barrio de Recoleta para ser “trasladados al sur”. Palabras más, palabras menos, el financista Ernesto Clarens confirmó dicha logística.

Ahora Fabián gutiérrez en su confesión como arrepentido, admitió que en diversas oportunidades vio al fallecido Daniel Muñoz (ex secretario de Néstor Kirchner) trasladar bolsos hacia la residencia ubicada en el Calafate y en Río Gallegos.

Entonces, se centró en la propiedad de la villa turística de donde el juez Bonadio secuestró 100 objetos tras tres días de allanamiento. Según la justicia, en esa vivienda se detectó un espacio definido como bóveda.

En la actualidad el escenario judicial del ex secretario presidencial es complejo. En paralelo es investigado por lavado de dinero. Se detectaron en sus declaraciones juradas una serie de irregularidades, muchas de ellas certificadas por el contador Víctor Manzanares, preso en la causa Los Sauces. “En 2015 declaró percibir ingresos por honorarios y alquileres por 52.000 pesos mensuales, que después no figuraron en la declaración jurada”.

Los números fueron superlativos: el patrimonio en 2015 “representa más de 15 veces su patrimonio del año 2007 (15,27%, que surge de la relación entre 4.155.358,64 y 272.102,94 pesos)”, expresa la denuncia.

Los bienes declarados en el país tienen un valor de 8.549.514 pesos. Esto incluye propiedades por 2,4 millones de pesos. Desde 2007 hasta julio de 2016 incorporó 16 propiedades.