corte-suprema20180223Germán Garavano, ministro de justicia, encabezo la reunión donde se llegó a un acuerdo para que los jueces designados a partir del año 2017 paguen el Impuesto a las Ganancias a partir del mes de enero del próximo año.

Finalmente el gobierno llegó a un entendimiento con la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura, la Procuración General, la Defensoría General y la Asociación de Magistrados y reglamentará la ley que obliga a los nuevos jueces a pagar Ganancias.

Garavano sostuvo: “Con el diálogo de todos los actores logramos un acuerdo histórico con el Poder Judicial para que finalmente se cumpla con la ley y empiecen a pagar Ganancias. Los magistrados entienden el esfuerzo que estamos haciendo todos para lograr una verdadera transformación judicial”.

La Asociación de Magistrados retirará mañana la acción legal que había presentado en contra de la medida.

Ricardo Recondo, presidente del Consejo de la Magistratura, jugó un rol fundamental para alcanzar una solución a un tema que había tensado la relación entre el Poder Judicial y el Gobierno.

Hernán Monclá (juez de la Cámara Comercial) le había advertido al Gobierno que no buscara “ahondar” un enfrentamiento con el Poder Judicial “para lograr una mejora en su imagen a costa del derrumbamiento de la nuestra” o “una herramienta de presión” siguiendo “intereses subalternos”.

Y aseguró: “Si la solución que se pretende desde la política consiste en echar por tierra la tranquilidad económica mínima que debe asistir a quien asume la difícil tarea de disponer del honor, la libertad y la propiedad de sus semejantes, lejos de propiciar una solución claramente estaríamos generando un nuevo inconveniente”.

La Corte Suprema de Justicia había rechazado una medida cautelar de la Asociación de Magistrados para evitar que a los nuevos integrantes del Poder Judicial les descontaran el impuesto a las Ganancias. Muchos creen que detrás de esta decisión hay un intento latente del oficialismo por extender el pago de ese tributo al resto de los sueldos de tribunales.