1536362416646FinocchiaroAlejandro Finocchiaro, ministro de educación y Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social, dieron una conferencia de prensa para los periodistas acreditados después de la reunión de gabinete y, ante la pregunta en torno a la insistencia de Elisa Carrió de pedir la renuncia de Germán Garavano, ambos funcionarios salieron a contestar.

Carolina Stanley expresó: “el Presidente es el principal motor de la lucha contra la corrupción y la persona que más hizo por la transparencia en nuestro país”. Y agregó: “Nuestro espacio busca zanjar las diferencias de manera que la coalición se mantenga unida y así lo vamos a seguir buscando”.

Por su parte, el ministro de Educación explicó: “Cambiemos no ha sido una alianza electoral sino una alianza de gobierno, donde hay personas que provienen de distintos partidos políticos, lo que para nosotros es muy saludable. No es como el gobierno anterior, donde se daban órdenes, acá nosotros debatimos, discutimos, escuchamos al otro, analizamos propuestas mejores y superadoras para cada argentino”.

Y agregó: “el Presidente desde el minuto uno de su mandato es el que lucha contra la impunidad, y nadie debe condicionar al Presidente de la República”.

Elisa Carrió fue, durante las primeras horas de la jornada, una de las oradoras en el evento “Argentina Exporta” y aprovecho la oportunidad para volver a reclamar que se desplace a Garavano de su cargo. La legisladora ratificó su reclamo después del pedido del funcionario a la Justicia para que no se exceda con el uso de prisiones preventivas, en alusión a una causa contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

Carrió brindó un discurso frente a distintos empresarios y dijo: “en la Argentina hay cartelización y monopolios inadmisibles” que manejan los precios y anticipó que ese será su “próximo objetivo”, lo que le planteará “pelear con otros sectores”. “Ahí vamos a tener otros problemas, ya no con el Presidente sino con otros. Así me permite amigarme con el Presidente ahora cuando me lo saque a Garavano”, afirmó Carrió.

El discurso lo brindó antes de la llegada del Presidente y luego bajó del escenario para sentarse en primera fila mientras disertaban los ministros de Producción y Trabajo, Dante Sica, y de Relaciones Exterior, Jorge Faurie.

El presidente ingresó al auditorio de la “Ballena Azul” por una puerta lateral y antes de subir al escenario saludó con un beso a un puñado de funcionarios y legisladores, como el radical Mario Negri, que estaban en primera fila, y entre quienes se encontraba Carrió. El presidente le dio un beso a Carrió, que desde su lugar escuchó atentamente las palabras de Macri, quien le remarcó su reconocimiento por su compromiso con las pymes.

La interna en Cambiemos se agudizó la semana pasada, luego de que el ministro Garavano afirmara que “nunca es bueno para un país que un ex presidente esté detenido o se pida su detención”. Esta frase fue duramente criticada por Carrió, quien definió esa declaración como “una vergüenza para la República y la división de poderes”.