El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, le contestó al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien  aseguró que no comparte la decisión del presidente de Mauricio Macri de no asistir al festejo por el Día de la Bandera en Rosario ante la posibilidad de disturbios.

“Ayer acordamos con el gobernador no ir, me llamó la atención el cambio de postura en menos de 24 horas”, enfatizó Frigerio, quien insistió en que la medida fue tomada para no opacar la celebración por la fecha patria.

En declaraciones televisivas, se refirió al incidente que se registró en medio del festejo, cuando un hombre armado con un cuchillo fue detenido por agentes de seguridad al intentar subir al palco oficial mientras se realizaba el desfile: “Lamentablemente no nos equivocamos, estos hechos existieron”.

Además, el ministro del Interior afirmó que Macri “ha sido por lejos el que más ha visitado Santa Fe y Rosario, como en cada lugar del país”, y destacó: “No ha habido un presidente en la historia argentina que haya viajado tanto por el interior”.

Por último, resaltó que “la seguridad del Presidente siempre está garantizada, eso nunca está en duda”, pero que tenían información “de la presencia de grupos que iban al acto a hacer disturbios”, lo que obligaba a reforzar los vallados y “alejaba a la gente del acto”.

Compartir